Mitos sobre la bancarrota

Existen muchos mitos alrededor de la declaración de bancarrota, y las personas le tienen un gran temor a caer en esta situación. Veamos cuáles son los mitos más comunes que existen y examinemos lo que realmente puede representar declararse en bancarrota.

1. “Si me declaro en bancarrota, nadie nunca me volverá a dar crédito”. Falso. Curiosamente, ante los ojos de los prestamistas, el declararse en bancarrota significa que no cuenta con grandes obligaciones y deudas en el momento. Y como no puede declararse en bancarrota nuevamente sino hasta después de un tiempo, eso significa que incluso puede ser considerado un buen candidato para un crédito. Muy probablemente tenga que pagar intereses más altos al principio, pero bien puede valer la pena para que pueda construir un historial crediticio otra vez desde cero.

2. “Si me declaro en bancarrota, perderé todas mis propiedades”. Falso. Dentro de la ley de bancarrota hay algo que se conoce como “exenciones”, esto significa que puede quedarse con algunas propiedades y­/o pertenencias, tanto si se encuentra casado como soltero. Debido a estas exenciones, sólo en un 5% de los casos las personas tienen que ceder alguna propiedad.

3. “Gano mucho dinero como para que me autoricen la bancarrota”. Falso. Existen dos maneras en las que uno se puede declarar en bancarrota. La primera es bajo el Capítulo 7, en donde tiene que realizar lo que se conoce como una “prueba de recursos”. A través de esta prueba, un juez establece si tiene los ingresos suficientes como para realmente hacer un pago importante para reducir su deuda, en vez de que se elimine en su totalidad. Si no pasa esta prueba, tiene la opción de declararse en bancarrota bajo el Capítulo 13, en donde se establecen pagos mensuales que podrá realizar dentro de un periodo de entre tres y cinco años para liquidar sus deudas. Aun así, la cantidad sería mucho menor a la que pagaría si no usara esta opción.

Como puede ver, declararse en bancarrota no es lo más atemorizante que le puede suceder. Informarse y no dejarse llevar por los mitos y rumores es un paso importante a la hora de solucionar su problema de deudas. Si tiene alguna pregunta o necesita representación, comuníquese con Reparo Legal. Estamos aquí para usted. 

Más Posts

Deudas médicas

Si sufre de enfermedades o accidentes inesperados, usted acude al médico con la tranquilidad de que saldrá sintiéndose mejor. Sin

Restablecer su crédito

Gracias a los procesos de reparación de crédito es posible que usted aumente la puntuación de su historial crediticio notablemente.